miércoles, 22 de febrero de 2017

EL ORIGEN DE LAS CAPITALES DE PROVINCIA ESPAÑOLAS

La península Ibérica es un territorio del cual surgieron las actuales Portugal y España como naciones, pero que se gestaron a base de varias culturas, algunas de ellas muy antiguas que han sobrevivido a través de los tiempos, conservando algunas de ellas, herencias tan ancestrales como la cultura celta, o lenguas de origen desconocido como la del pueblo vasco, o restos del antiguo poderío de reinos medievales como el de Galicia, Castilla, Navarra y Aragón, que unido a lo que hoy se conoce como Catalunya llegaron a dominar casi todo el Mediterráneo.
La Península Ibérica fue invadida por distintos pueblos a través de los siglos, teniéndose constancia de ello desde la época de los Cartagineses, Romanos, Visigodos, Árabes y vuelta a reconquistar posteriormente por los hispano-romano-visigodos.
Los primeros habitantes de la península de los que se tiene constamcia fueron los neandertales, y que después de los posteriores encuentros con los cromañones, acabaron fusionándose.  Estos primitivos pueblos fueron asentándose en el territorio dando origen a culturas posteriores, como los íberos, celtas y la fusión de ambos que dieron como resultado a los pueblos celtíberos, que habitaron en el centro de la península.

Guerrero Celta

Los Celtas, celtíberos e íberos vivían en la península desde tiempos muy antiguos, por lo que se les considera como pueblos autóctonos.

Guerreros Iberos

La península era un enorme territorio que podía albergar a aquellos primeros pobladores escasos en número sin apenas encontrarse.
Guerrero Celtíbero




Hubo colonias de fenicios y griegos, y posteriormente de cartagineses, algunas muy importantes y que dieron origen a ciudades que actualmente aún perduran, pero que se sepa, de tipo comercial, no con ansias de conquista. Convivieron en principio, en paz con los visitantes. Las relaciones eran de tipo comercial.





CARTAGO
Los Cartagineses empezaron a colonizar parte de la península alrededor del siglo VII a.C. intercambiando con los íberos y celtas, relaciones comerciales, ocupando principalmente la parte sur de la península con asentamientos importantes en la costa, en poblaciones como Málaga, Cartagena, Cádiz, Huelva.
Guerrero Cartaginés

Es importante destacar los sistemas de regadíos que los cartagineses construyeron en sus asentamientos, que causaron admiración en la cultura romana, y adaptado más tarde por los árabes..


Los cartagineses fueron vencidos por los romanos y la península ibérica pasó a formar parte del Imperio de Roma, invadiendo a los pueblos autóctonos y sometiéndolos bajo su dominio. Fue una invasión en toda regla, sometiendo a todos los pueblos de la península sin excepción.
Se iniciaba una nueva era, eso sí, más culta y más próspera, que influyó, y de que manera, incluso en los pueblos posteriores que invadieron la península, que adoptaron sus leyes, lengua, tradiciones, etc...como suyas. Me refiero a los suevos, vándalos, alanos y visigodos. Los árabes no. Al contrario que los visigodos, quisieron imponer su cultura a los pueblos sometidos.

ROMA
El Imperio Romano es quizás el que más influyó en los pueblos de la llamada Hispania,
Guerrero Romano

Guerrero Cántabro
Empieza la conquista de Hispania en el año 218 a.C. tras desembarcar en Ampurias en su lucha contra Cartago,  y concluye la conquista total de la península en el 19 a.C. tras someter a los cántabros y astures.
Guerrero Astur

El latín se extendió rápidamente como única lengua, a excepción del euskera o lengua vasca.
Hispania fue dividida en varias provincias, acabando en tiempos de Diocleciano en Tarraconensis, Carthaginensis, Bética, Lusitania y Gallaecia.


Construyeron las primeras calzadas que atravesaban de parte a parte el país, acueductos para que el agua llegara a las ciudades, sistemas modernos de regadío, leyes, ciencias, monumentos, teatros, anfiteatros. En fin, una cultura organizaba. Los romanos fueron los que más influyeron en la cultura de los pueblos hispanos. Hasta las lenguas que se hablan actualmente en la península son derivadas del latín, excepto la vasca.
Hispania dió a Roma hombres de letras,senadores y emperadores de prestigio. Monumentos romanos como el acueducto de Segovia o el gran teatro de Mérida,entre otros, aún causan admiración en nuestros días.
Los pueblos "bárbaros" que acabaron con el Imperio Romano adoptaron sus costumbres, respetaron su religión cristiana y convivieron de forma pacífica con los pueblos autóctonos durante siglos.

REINO VISIGODO
Guerreros Visigodos

El dominio de Roma en Hispania desaparece en el año 476 con la invasión de los pueblos nórdicos, suevos, vándalos, alanos y visigodos, siendo estos últimos los que se asentaron  en la mayor parte del territorio formando el Reino Visigodo.
Guerrero Alano

Los vándalos que ocuparon Andalucía (Vandalucia), fueron expulsados al norte de África, en lo que hoy es el norte de Marruecos.
Guerrero Vandalo



Los visigodos se adaptaron  a la cultura romana, respetando leyes, lenguas y tradiciones y costumbres populares. Se convirtieron al cristianismo.
El Reino Visigodo desaparece casi por completo tras la rápida ocupación de los árabes, aprovechando la rivalidad entre la nobleza visigoda, en el 712 de nuestra era.

ÁRABES
Los pueblos del norte de África eran conocidos por el nombre de maurus en tiempos de los romanos, y máuros (morenos) por los griegos. La palabra castellana moro es derivada de estas, y la utilizaron los cristianos para llamar así a todas las etnias del Islam que invadieron la península, tanto bereberes, como árabes. Y así hasta nuestros días.
Los árabes musulmanes de aquella época eran un pueblo invasor con una idea fija que consistía y que persiste hasta nuestros días, en convertir a todo el mundo a su religión, el Islam, por las buenas o por la malas. Enemigos a muerte de cualquier pueblo que no fuera musulmán. O te convertías al Islam o no había posibilidad de vivir. Arrasaban con todo lo que se oponía a su avance. Eran temibles.
Guerreros Árabes

La mayoría de monumentos históricos romanos y visigodos, e iglesias católicas fueron destruidos reconvertidos en palacios de califas y en mezquitas. Incluso aprovechaban, para sus construcciones,  las columnas de templos cristianos visigodos y romanos, como se puede apreciar actualmente  en la Mezquita de Córdoba.
Capiteles romanos en la Mezquita de Córdoba,

Los prisioneros cristianos fueron los esclavos utilizados como mano de obra de sus impresionantes construcciones. Muchos nobles visigodos se convirtieron al Islam para sobrevivir, y muchas de sus mujeres, madres, esposas, hermanas, hijas, fueron ofrecidas como ofrenda amistosa para casarlas con musulmanes, previa renuncia al cristianismo, para así poder lograr la compasión y vivir en paz con los invasores, convirtiéndose en vasallos de los musulmanes.
En el 711 entran en la península y rápidamente se hacen con la casi totalidad del territorio, excepto la zona de los astures, cántabros, vascos, y la mayoría de pueblos cercanos a los Pirineos.
Los musulmanes tenían prisa por invadir Europa a través de los Pirineos y dejaron pequeños reductos cristianos pensando que no eran focos importantes de resistencia. Craso error.

Es en Asturias, Covadonga, en donde son derrotados por el mítico Don Pelayo, y así es como empieza la reconquista, que supuso muchos siglos de ocupación en el sur, pero que en el norte y el noreste de la península estuvieron muy poco tiempo, no dejando prácticamente huellas de su paso.


Es solamente en algunas zonas de Andalucía donde permanecieron más tiempo, como en Granada, llegando muchos andaluces a olvidar sus orígenes ancestrales y creer que los árabes fueron los que les transmitieron cultura, como si antes no hubiera existido nada, y de la cual, muchos de ellos se sienten orgullosos, olvidando la grandeza de culturas milenarias como las de Huelva, Cádiz, Sevilla, Málaga, etc...en épocas anteriores a la ocupación musulmana.


En 1492 acaba el último reducto de la invasión musulmana con la conquista de Granada a cargo de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.


Estuvieron siete siglos, pero solo en Andalucía, sobre todo en Granada. Los árabes llamaron a las tierras conquistadas Al-Andalus, que quiere decir "Los Vándalos", osea, la tierra que ocuparon los antiguos pueblos nórdicos con ese nombre, expulsados por los visigodos en lo que hoy es el norte de Marruecos. De ahí Vandalucia o Andalucia, la tierra de los vándalos.



Una vez expulsados los árabes de la península, comienza una nueva etapa en la Hispania cristiana, consolidándose los territorios cristianos en reinos, que posteriormente darían lugar a lo que hoy se conoce como España y Portugal.

BREVE HISTORIA DE LOS ÓRIGENES DE LAS CAPITALES ESPAÑOLAS
No busquéis aquí una detallada historia de cada ciudad, porque eso es muchísimo trabajo, sino una breve explicación de los orígenes de cada una de ellas, desde que se tienen conocimientos de los primeros asentamientos hasta la reconquista cristiana y posterior expulsión de los musulmanes.
Espero que os ayude a comprender un poco más vuestros orígenes y vuestro pasado histórico, del cual hemos de sentirnos todos orgullosos.

EMPEZAREMOS POR LAS CAPITALES DE PROVINCIA.

ALBACETE

Dentro del municipio se han encontrado restos de cultura ibera y romana, pero no se consideran restos de una ciudad sino de asentamientos aislados. Es evidente que la zona estaba poblada por los íberos. Durante la Edad Media formó parte, como plaza musulmana, de Chinchilla de Monte-Aragón, conocida por Al Basit. Podemos decir que como ciudad no alcanza los 5000 habitantes hasta el siglo XVI, bajo el reinado del emperador Carlos I.




ALICANTE

La historia de Alicante se remonta al siglo III a.C. como asentamiento íbero, que mantenían contactos comerciales con los griegos. Más tarde, los cartagineses de Amílcar Barca fundaron un asentamiento de tipo militar, estableciendo un campamento para combatir a los romanos. En el año 201 a.C. son los romanos los que conquistan la ciudad que daría origen a la actual Alicante, llamándola Lucentum.
En el 718 es ocupada por los árabes. Más tarde, en 1243 pasa a ser protectorado cristiano. En 1248  es de nuevo totalmente cristiana.



ALMERÍA

Su existencia se remonta al período neolítico, donde ya hubo un asentamiento. También existen vestigios del paso de los fenicios y de los cartagineses. Ya en la época romana era una pequeña población pesquera que dependía del asentamiento íbero de Urke (tambien llamada Urci).
Fue ocupada por Roma en su guerra contra Cartago, a finales del siglo III antes de Cristo. llamándola Portus Magnus.
Entre el siglo VIII y principios del siglo XIX Almería es invadida por los musulmanes. En 1489 es reconquistada por los cristianos.



ÁVILA

Existen vestigios del Neolítico.
Los orígenes de la ciudad se remontan a la época de los Celtíberos, en el siglo VIII a.C. Otros historiadores creen que la fundaron en la primera mitad del siglo I a.C.) llamándola Obila, aunque los romanos, la llamaron Abila, Abyla, Obila, Abela,  Alcanzó su máximo explendor en el siglo I de nuestra era, bajo el dominio romano. Bajo el posterior dominio visigodo llegó a ser sede episcopal.
Parece ser que fue tomada por los árabes en el 714. Por estar situada en un punto medio entre las fronteras del mundo cristiano y musulmán, fue reconquistada por ambos varias veces hasta que pasó definitivamente a formar parte del cristianismo a finales del siglo XI.

BADAJOZ

Se han hallado restos de la Edad del Bronce. También se han encontrado restos de cerámica romana, lo que indica que hubo asentamientos.
Hay restos descubiertos de edificaciones de la época de los visigodos.
Son numerosos los restos encontrados que demuestran que había actividad anterior a los musulmanes. También se encontraron columnas, frisos, capiteles, etc, que demuestran que hubo asentamientos anteriores a la dominación árabe. Pero, por desgracia, es difícil de confirmar que fuera una ciudad.
Se cree que fue durante la dominación de los árabes, que Badajoz adquirió la consideración de ciudad. Pero también hay que considerar que los árabes lo arrasaban todo, no dejando vestigio en muchas ocasiones de culturas anteriores, salvo el aprovechamiento de las piedras de las iglesias y demás construcciones más o menos grandes, con las que construían sus mezquitas.
En 1230 fue recuperada para la cristiandad por Alfonso IX Rey de León.

BARCELONA 

Hay vestigios de población desde hace 4000 años, Desde los siglos VII al VI a.C. hay vestigios de un asentamiento ibérico ( Barki-no) en lo que hoy es la capital catalana. Parece que los griegos también tuvieron asentamiento en el suelo de la ciudad pero no se sabe con certeza la fecha. También fue ocupada por los cartagineses, aunque fueron los romanos los que la hicieron realmente una gran ciudad, a la que llamaron Barcino.
A principios del siglo Vse inicia la época visigoda, una rama del pueblo godo.
Entre el 717 y 718 cae definitivamente en manos musulmanas, pero sin violencia. Estuvieron algo más de 83 años, y es de agradecer que permitieron la libertad de culto. Reconquistada por Ludovico Pío, en el 801, forma parte de la Marca Hispánica. Posterioremente, en 1137, el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV se casaría con la heredera del Reino de Aragón, Doña Petronila, lo que dió origen a la Corona de Aragón. El heredero de ambos sería Rey de Aragón y Conde de Barcelona. El condado de Barcelona era prácticamente toda la Catalunya actual, pero conocida como Marca Hispánica.

BILBAO

Se han encontrado pruebas de que hubo un asentamiento entre los siglos III y II a.C. pero lo que se conoce como ciudad es de origen bastante reciente. Fue una de las primeras poblaciones que nacieron bajo el dominio de la Corona de Castilla durante el siglo XIV.







BURGOS

Fue un importante asentamiento durante el Neolítico y la Edad de Hierro. La ciudad fue fundada en el año 884 de nuestra era por el conde Diego Rodriguez Porcelos,como defensa contra los árabes, convirtiéndose en el año 930 en capital del condado de Castilla, y más tarde de la Corona de Castilla.






CÁCERES

El orígen de Cáceres es muy antiguo. Se han encontrado pinturas rupestres del Paleolítico, así como restos de haber sido poblada en la Edad de los Metales. Como ciudad se puede considerar fundada por los romanos en el año 25 a.C. con el nombre de Norba Caesarina.
En el 411 fue arrasada por los alanos pero éstos fueron derrotados por los visigodos del Rey Leovigildo. Los moros la invadieron en el siglo VII, aunque no le dieron mucha importancia.
En 1229 es recuperada por el Rey Alfonso IX para la Corona de León.



CÁDIZ

La ciudad de Cádiz es posiblemente la más antigua de occidente. Se cree que fue fundada a los pocos años de acabar la guerra de Troya, entre los siglos XIII y XI a.C.
Se asocia Cádiz a la legendaria ciudad de Tarsis capital del reino de Tartessos.
Los fenicios la llamaban Gadir y los griegos Gadeira.
De Cádiz salió Aníbal para intentar la conquista de Roma. Durante la ocupación romana, alcanza bastante importancia y prosperidad, construyendo los romanos, teatros, anfiteatros y acueductos. Llegó incluso a rivalizar con Roma en cuanto a importancia.
Durante la época visigoda pierde importancia, Invadida por los árabes en el 711, destruyen la mítica estatua de Hércules, en el Templo del mismo nombre, una maravilla de la antigüedad.
Fue reconquistada en 1264 por la Corona de Castilla.

CASTELLÓN

Los griegos ya la denominaban Castaglia, lo que indica que ya era una ciudad en épocas antiguas. De hecho, se han encontrado restos del Neolítico y posteriormente de los íberos.
De la época romana no se han encontrado muchos restos, pero se cree que fue cuando la ciudad empezó a crecer.
En la época musulmana pasa relativamente desapercibida.
En 1233, el rey de Aragón, Jaime I conquista las tierras de Castellón, pasando definitivamente a ser cristiana.



CEUTA

Se han hallado restos desde la más remota antigüedad, es decir desde el Paleolítico.
El nombre de Ceuta deriva de Septem (siete en latin), nombre que le pusieron los romanos por los siete montes de la zona.
La antigüedad de Ceuta como ciudad se remonta a la época de los fenicios y griegos, quienes crearon importantes puertos, al mismo tiempo que los hicieron en la península.  Hay constancia de población en Larache, pero de Ceuta solo monedas, ánforas y diversos objetos de aquellas culturas, lo que indica posibles asentamientos portuarios, que seguramente fueron arrasados en aquellos tiempos debido a las continuas guerras de la zona.
Es en el siglo I a.C. cuando empieza a ser una ciudad bajo el dominio de Roma, aunque estaba integrada dentro del reino de Mauritania, aliada de los romanos. pero debido a diferencias con Roma, éstos conquistan las ciudades del reino mauritano y Ceuta queda como ciudad romana.
Los vándalos al mando de Giserico toman la ciudad en el 429.
Los bizantinos, en el 534 de nuestra era, conquistan el reino de los Vándalos que ocupaban el norte de África, expulsados de la península por los visigodos, así como Baleares, y Tánger.
En el 709 el conde Don Julián, traiciona al rey visigodo Wamba y se alía con los árabes, lo que ocasiona la derrota de los visigodos en el 711 y la posterior invasión demoledora de los musulmanes.
En 1415 la ciudad es reconquistada por por portugueses. En 1580 Ceuta prefiere estar unida a la Monarquía Hispánica.

CIUDAD REAL

La ciudad fue creada en época relativamente reciente, en la reconquista, durante el reinado de Alfonso X el Sabio, en 1255, llamándole Villa Real.









CÓRDOBA
Fundada por los romanos en el año 169 antes de Cristo, primero como campamento militar y luego como una de las ciudades más importantes del Imperio.
Capital de la Provincia Hispania Romana Ulterior Bética
En el 572 de nuestra era, es ocupada por los visigodos al mando de Leovigildo.
En el 711 son los árabes quienes ocupan la ciudad, llegando a ser la capital de las tierras conquistadas por los musulmanes. Destruyen una antigua basílica cristiana y con sus restos se inician las obras de la Mezquita.
En ésta época adquirió mucha importancia en el mundo islámico, llegando a tener una población de algo más de un millón de habitantes.
En 1236 la ciudad es recuperada por los cristianos al mando del rey Fernando III.

CUENCA
Hay constancia de asentamientos en sus alrededores desde el Paleolítico, unos 90.000 años a.C. Los pueblos celtíberos convivieron en la zona hasta la llegada de los romanos, durante cuya ocupación se vio envuelta en las guerras de los celtíberos contra la invasión del Imperio Romano.
La posterior llegada de los visigodos no cambió para nada las costumbres de sus habitantes ni la importancia estratégica de la zona.
Es durante la ocupación de los árabes en 711 cuando adquiere importancia como ciudad.
En 1177 es conquistada definitivamente por los cristianos al mando del rey Alfonso VIII.

GIRONA
Los primeros pobladores de la zona de lo que sería la futura ciudad fueron los íberos, pero como ciudad empieza a tener importancia durante la ocupación romana. Fueron los romanos los que crearon una defensa aprovechando la situación estratégica del enclave  natural, que fuertemente reforzado serviría como ciudad fortaleza. Le llamaron Gerunda.
En el siglo V pasa a ser visigoda, y no pierde importancia como ciudad, sino que sigue siendo importante.
En el 715 llegan los musulmanes que habían invadido la península aprovechando el desmembramiento de los visigodos, ocupándola sin resistencia, a cambio de tributo. La influencia de los árabes apenas si tuvo importancia puesto que en el año 785 la ciudad fue entregada a los francos que expulsaron a los musulmanes, y posiblemente es en ese momento cuando empieza el origen de la futura Catalunya, conocida primero como la Marca Hispánica.


GRANADA

Hacia la mitad del siglo VII a.C. Granada era un poblado ibero conocido por Ilturir, y más tarde, alrededor del siglo III a.C. por Iliberri. La población ya estaba en esa época, fortificada, rodeada por una muralla, lo que la convirtió en un importante bastión durante la dominación cartaginesa.
Después de la segunda guerra Púnica, pasó a formar parte del Imperio Romano, adquiriendo cierta relevancia. Los romanos la llamaban Iliberis, y a pesar de su relevancia durante esa época, parece que quedó abandonada durante algún tiempo, puesto que cuando la invasión de los árabes, la actual Granada estaba deshabitada.
Los musulmanes la repoblaron, empezando por el Albaicín,llegando a ser esta ciudad la capital del reino independiente musulmán nazarí.
En 1492 los Reyes Católicos conquistan la ciudad, último reducto de los musulmanes en la península, dando así por finalizada la larga reconquista.


GUADALAJARA

La ciudad parece ser que fue en principio un asentamiento íbero, conocida como Arriaca, aunque hay discrepancias al respecto. Lo cierto es que hay restos de culturas antiguas, desde el neolitico, íberos, romanos y visigodos.
Los primeros indicios de Guadalajara como ciudad datan de la época de la invasión árabe, en el siglo VIII, como ciudad amurallada a la orilla del río Henares, con el nombre de "Uad al hayara",  Tampoco es descartable el origen del nombre en árabe "Uad alqaraf".
A finales del siglo XI, en 1072 pasa definitivamente a manos de los cristianos de Alfonso VI de Castilla


HUELVA

Huelva es la ciudad más antigua de la Europa Occidental.
Conocida desde tiempos legendarios como Tartessos, se han encontrado restos de entre 3000 y 2500 a.C., anteriores a Tartessos.
Fundada por los fenicios en el año 1000 a.C. con el nombre de Onuba. Citada en la Biblia, en el Libro de los Reyes, como Tarschish, ya era muy conocida muchos siglos antes de nuestra era como un reino legendario.
Los romanos le nombraron Onuba Aestuaia, los árabes Aunaba, después Guelbah, y los cristianos, más tarde, Huelva.
De la época visigoda no hay apenas referencias, por lo que esa época permanece algo oscura.
En el 713 de nuestra era es conquistada por los árabes, permaneciendo éstos en ella hasta 1262, en la que definitivamente es reconquistada por Alfonso X el Sabio de Castilla.

HUESCA
Una de las ciudades más antiguas de la península. Los primeros asentamientos datan de 4000 años a.C. en el Neolítico.
1880 años a.C. ya era un estable pequeño poblado, y 400 años a.C. ya existían casas de piedra.
Su nombre íbero: Bolskan.
En el 179 a.C. la ciudad es conquistada por los romanos, cambiando el nombre por el de Osca.
En el 476 de nuestra era, Osca pasa a manos del reino visigodo.
Los árabes la conquistaron en el 719 cambiando el nombre por Uaska. En el 799 los francos reconquistan la ciudad, pero su dominio no se hizo efectivo. Continuaron los contínuos intentos cristianos de tomar la ciudad, hasta que en 1096 es reconquistada por Pedro I de Aragón.

JAEN
Jaen es otra de las ciudades más antiguas de la península. Pinturas rupestres y restos megalíticos nos indican que su origen es antiquísimo, así como restos que se  remontan a la edad del cobre.
2500 a.C. ya era un poblado íbero importante.
En la época cartaginesa fue una especie de fortaleza, llegando a ser una ciudad amurallada importante en la época de Aníbal.
En el 207 a.C. la ciudad es conquistada por los romanos, con el nombre de Auringi y después Oringi, Elinga, Advinge, y Nijis.
Los visigodos no le dieron importancia a la ciudad, permaneciendo al margen de su asentamiento en la península. Quedó olvidada.
Con la llegada de los árabes en el 711,  la ciudad es conquistada e islamizada. Su nombre cambia a Iahen.
En 1246 la ciudad es reconquistada por los cristianos al mando de Fernando III el Santo, rey de Castilla y León.

LA CORUÑA (A CORUÑA)
Los celtas eran los antiguos pobladores de la zona desde tiempos muy antiguos, hasta la llegada de los romanos en el año 62 a.C. al mando de Julio César. Construyeron un puerto y levantaron posteriormente, en el siglo II d.C., un faro, conocido como la Torre de Hércules. Es el único faro activo romano que existe en todo el mundo.
La ciudad era conocida como Brigantium.
Posteriormente la ciudad entra en una etapa oscura, después de la invasión de los pueblos nórdicos, de la cual no hay noticias históricas de relevancia.
La posterior invasión de la península por los árabes apenas si tuvo repercusión por esta ciudad. Asaltada continuamente por los vikingos, acabó siendo abandonada, hasta que el rey Alfonso IX de León ordena su nueva ubicación próxima a la antigua ciudad.
El topónimo Coruña es confuso en cuanto a su origen. Se cree que deriva del antiguo nombre prerromano Caronium.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
Los primeros habitantes de las islas, los guanches, parece que eran originarios del continente africano, Se distinguen dos tipos de pobladores, los de raza cromañón y los mediterráneos procedentes del norte de África. La isla fue visitada probablemente por fenicios, griegos, egipcios,romanos etc, desde la antigüedad.
La ciudad fue fundada por Juan Rejón en 1478, incorporándose a la Corona de Castilla en 1483, durante el reinado de los Reyes Católicos.

LEÓN
Fundada por los romanos en el año 29 a.C. en su guerra contra los cántabros y astures. Los romanos la llamaron Legio, en honor a la Legión romana.
Con la posterior invasión de los pueblos nórdicos pierde relevancia, como otras muchas ciudades de la península.
En el año 712 es tomada por los árabes, permaneciendo en ella hasta el 856, año en el que es reconquistada por el rey Ordoño I de Asturias, repoblándola y reconstruyendo sus murallas..

LÉRIDA (LLEIDA)

La ciudad fue fundada por los íberos aproximadamente en el siglo VI antes de Cristo. Indíbil Mandonio, caudillos íberos, se aliaron con los cartagineses en su lucha contra los romanos, siendo derrotados en el 215 a.C. Con el dominio romano, Iltirta pasaría allamarse Ilerda.
Bajo el dominio de los visigodos, hay un vacío oscuro en su historia, como ocurrió en muchas ciudades que habían alcanzado prosperidad bajo la dominación romana.
Entre el 716 y 719, es ocupada por los árabes,
El 24 de octubre de 1149 los árabes se rinden los ejércitos cristianos de Ramón Berenguer IV el Santo, futuro príncipe de Aragón, y de Ermengol VI de Urgel

LOGROÑO
La ciudad fue fundada por los romanos con el nombre de Varea, aunque anteriormente la zona había sido poblada por asentamientos, como el de los  celtíberos con el nombre de Cantabría (que significa "junto al río Ebro"), en cuyo suelo se han encontrado restos del neolítico. Tanto Varea como Cantabria fueron arrasadas por los visigodos en el año 574.
A partir del siglo VI los visigodos permiten que los pobladores se sitúen en la orilla del Ebro, en Loroño (que en vasco quiere decir "al pie de los caidos").
Los musulmanes invadieron la zona de la Rioja, pero de esta primera época de la invasión no hay apenas datos. Solo que en el año 755 el rey Alfonso I de León conquistó la ciudad. Poco después fue vuelta a ocupar por los moros. Era una zona de "tierra de nadie" considerada como frontera entre moros y cristianos.
Hay una leyenda que habla de que el mítico héroe Don Pelayo, que derrotó a los árabes en Covadonga, era nacido en Logroño.
Un hecho muy importante ocurrió en la Batalla de Clavijo, en el año 844, a solo 16 km de Logroño, cuando se enfrentaron las tropas cristianas al mando de Ramiro I de León al poderoso ejército árabe de Abderrahman II. Después de varios días de duros enfrentamientos, apareció un formidable guerrero montado sobre un caballo blanco que desniveló la batalla a favor de los cristianos. Era el Apóstol Santiago. Los cristianos apodaron al apóstol como "Santiago Matamoros"
En el año 920 el rey Sancho I de Navarra decidió desviar el camino de Santiago por el territorio de la Rioja para que los peregrinos cristianos pudieran ir a visitar la tumba del apóstol en Santiago de Compostela, en donde estaba enterrado desde el 812.

LUGO
Lugo es sin ninguna duda una ciudad de origen antiquísimo. Se han encontrado restos de épocas muy antiguas, como piezas de sílex desde el Paleolítico. Posteriores restos megalíticos indican grandes asentamientos humanos. Y estamos hablando de al menos 3000 a.C.
También se han descubierto castros, lo que indica que estuvo poblada por los celtas en épocas prerromanas.
Fueron los romanos los que allí se asentaron para fundar la ciudad de Lucus Augusti alrededor del año 25 a.C. Durante la dominación romana adquirió bastante relevancia llegando a ser incluso capital de la provincia llamada Hispania Superior.
En el año 460 d.C. son los suevos, uno de los pueblos germánicos que invadieron la península, los que se apoderan de Lugo. En el 585, los visigodos al mando de Leovigildo, se apoderan de la ciudad despues de derrotar a los suevos.
En Lugo se acuñaron monedas de varios reyes visigodos, Recaredo I, Suintila, Chintila, Tulga, Chindsvinto, Égica, y Witiza, que se sepa, al menos con certeza.
Los musulmanes llegan a Lugo alrededor del 740, pero estuvieron muy poco tiempo ya que en el 750 el rey Alfonso I el Católico reconquistaría la ciudad sin encontrar apenas resistencia. Hubo posteriores intentos de conquista por parte de los árabes al mando del temible y sanguinario Almanzor, pero infrucruosos.


MADRID
Madrid, la capital actual de España, debe su nombre a un poblado visigodo del siglo VII llamado Matrice, que quiere decir "arroyo".  Hallazgos anteriores de pueblos celtíberos que habitaban dentro de la actual capital, así como restos de la civilización romana, nos dan una idea de la antigüedad de la ciudad. Durante la época romana perteneció a la provincia Tarraconense.
De la época visigoda solo quedan algunos restos como los de dos necrópolis y una basílica.
No es de extrañar que solo se encontraran restos puesto que en muchos casos, cuando los árabes encontraban oposición y resistencia, arrasaban todo lo que se encontraba a su paso sin dejar apenas huellas del pasado. Madrid en esa época fue vuelta a habitar por los musulmanes y es históricamente cuando se tiene oficialmente noticia de que es un asentamiento estable alrededor de la segunda mitad del siglo IX.
En 1083, Alfonso VI, rey de León y Castilla reconquista la ciudad, y en a partir de ese momento que comienza el crecimiento imparable de la ciudad, hasta que en 1561 sería designada por Felipe II como la capital de la monarquía.

MÁLAGA

Malaka, era su nombre fenicio, es una de las ciudades más antiguas de Europa. En las cuevas de Nerja se han encontrado pinturas de hace 42.000 años.
Los fenicios ya habitaron la zona en el siglo IX a.C.
Más tarde, el puerto natural de Malaka pasó a ser griego, con el nombre de Mainake, al menos durante dos siglos.
En el 573 a.C. pasa a ser colonia de Cartago. En el 218 a.C., pasa a manos de los romanos, tras vencer a los cartagineses.
La invasión de los pueblos nórdicos en el 411 llegan hasta Malaca, siendo ocupada por los vándalos,
Más tarde, en 552 el emperador Justiniano, emperador de Bizancio, en su afán de reconstruir el imperio romano, conquista Málaga., pero en el 615, los visigodos al mando de Sisebuto la reconquistan.
Los árabes entran en la península en el 711 y Malaqa, que es como la llamaron los musulmanes, cae defininitamente en sus manos en el 743. Es en esta época cuando alcanza un gran apogeo como ciudad, llegando a tener unos veinte mil habitantes.
En 1487 la ciudad es reconquistada por los cristianos al mando de los Reyes Católicos.

MELILLA

Los fenicios en el siglo VII a.C. ya ocuparon la zona como asentamiento estratégico comercial aprovechando su proximidad a las ricas ciudades de la costa de la península ibérica. Más tarde forma parte del reino de Cartago, para finalmente, caer en manos de los romanos, incorporando la ciudad a la provincia conocida como Mauritania.
Con la llegada de la invasión musulmana, la ciudad queda prácticamente abandonada, hasta que Abderramán III, en el 927, desde Malaqa, envía una flota y repobla la ciudad
En 1497, Pedro de Estopiñán entra en la ciudad que pasa a depender del Ducado de Medina Sidonia, y definitivamente, pasa a ser de la corona española en 1556.
En 1860 se establecen los límites territoriales definitivos de Melilla con Marruecos

MURCIA

Los hallazgos más antiguos de la zona corresponden a la Cultura del Argar durante la Edad del Bronce entre el III y II milenio a.C.
Los íberos, en la Edad de Hierro también ocuparon las orillas de río Segura.
Es muy probable que la ciudad de Murcia surgiera de uno de estos primitivos asentamientos.
Muchos historiadores atribuyen la fundación de Murcia a los árabes, cosa extraña puesto que la zona estaba poblada desde tiempos inmemoriales.
El nombre de Murcia está posiblemente vinculado al de la diosa romana Venus Murcia.
En tiempos romanos parece que había una villa llamada Murtia, de cuyo nombre, los árabes tomarían el nombre de Mursiya. Los romanos empezaron a crear los sistemas de regadío complejos de la zona, al tiempo que se iban creando poblaciones en las orillas del río Segura. Una de esas poblaciones sería posiblemente lo que daría origen a la ciudad de Murcia.
Restos próximos de la época hispano-visigoda dejan entrever algo, pero es difícil porque la posterior invasión árabe al mando de Aderramán II, destruyó casi todo vestigio anterior.
Murcia adquirió importancia con el Islam convirtiéndose en capital del reino taifa independiente. Los musulmanes ampliaron y perfeccionaron los sistemas de regadíos de la huerta murciana dejados por los romanos.
En 1243 se constituye como protectorado cristiano, dependiendo del reino de Castilla en época de Fernando III. En 1264 hay una rebelión y es entonces cuando Alfonso X de Castilla pide ayuda a su suegro el rey de Aragón, Jaime I, el cual conquista definitivamente la ciudad en 1266, y es repoblada con catalanes y aragoneses. Alfonso X la convirtió en la capital del Reino cristiano de Murcia.


ORENSE (OURENSE)

Los asentamientos en forma de castros indican que la zona estuvo poblada por los antiguos galaicos, de origen celta.
Los creadores de la ciudad fueron los romanos, y llegó a ser un importante núcleo comercial, que continuó así durante siglos.
Los pueblos nórdicos acabaron con el dominio de los romanos. Se sabe que fue ocupada durante siglos por los suevos y que fue corte real durante el reinado de Karriarico y Teodomiro, Después, los visigodos se hicieron con la ciudad, pero esa época queda algo oscura y confusa en la historia, hasta la llegada de los musulmanes.
Los árabes llegan a Galicia en el 714, sin llegar a ocuparla totalmente, pero destruyeron  la ciudad en el 716, al mando del caudillo Abdel Aziz.
En las crónicas árabes, 739-757,  Alfonso I es citado como rey de Galicia, por lo que la permanencia de la presencia árabe en esta ciudad no tiene apenas importancia histórica..


OVIEDO

Históricamente la ciudad fue fundada en el 761 de nuestra era sobre una colina llamada Oveto, sobre la cual se construyó un monasterio que los monjes dedicaron a San Vicente, y que posteriormente el rey Fruela I decidió construir una basílica dedicada a San Salvador. En una de las dependencias de lo que sería la ciudad nacería su hijo , el futuro rey Alfonso II el Casto.
Es muy probable que anteriormente hubiera un asentamiento romano ya que recientes descubrimientos arqueológicos han sido datados en el siglo IV de nuestra era.
Alfonso II el Casto trasladó la capital del recien nacido reino de Asturias a Oviedo. No se conoce la fecha exacta pero fue antes del año 812 de nuestra era.
Durante su reinado se descubrió la tumba del Apóstol Santiago. Fue el primer rey peregrino de la cristiandad, constituyéndose así en el primer camino de peregrinaje a Santiago desde Oviedo. Más tarde, en el siglo X y gracias al contacto de Oviedo con Carlomagno, empieza la riada de peregrinos desde los países cristianos europeos a través de los Pirineos hasta Oviedo y de ahí a Santiago.

PALENCIA

Se tiene constancia de un asentamiento celtíbero de los vacceos, llamado Pallantia en esa zona. Los vacceos eran cultos., con una fuerte organización militar. Se dedicaban principalmente a la agricultura.
Posteriormente, de la época romana hay vestigios importantes.
En la época visigoda fue sede episcopal  de la Iglesia católica. alcanzando un gran esplendor.
Los árabes dejaron también huellas de su paso por la zona, pero menos importantes. Durante esa época la zona quedó arrasada y despoblada, hasta la reconquista de los cristianos hispano-visigodos, en tiempos de Alfonso II.
Fue el rey de Navarra y Conde de Castilla, Sancho el Mayor, quien volvió a levantar a Palencia de las ruinas en las que había quedado después del paso de los árabes.


PALMA DE MALLLORCA

Los primeros habitantes de la zona eran los conocidos por los romanos como honderos, es decir, personajes diestros con la honda, expertos lanzadores de piedras que hundían los barcos que se aproximaban a sus costas.
En el 123 a.C. los romanos ocupan la isla y fundan varias ciudades, una de ellas, Palma de Mallorca.
Posteriormente fue ocupada por los vándalos entre el 425 y 534 d.C. y posteriormente por los bizantinos.
Los árabes la invadieron en el 903 de nuestra era.
En 1229 es reconquistada por los cristianos catalanes del rey Jaime I de Aragón, y la llaman Ciutat de Mallorca. Entre 1276 y 1343 comparte con Perpiñán, la capital del Reino de Mallorca.
En el año 1715 el nombre de Ciutat de Mallorca cambia por el de Palma de Mallorca, durante la Guerra de Sucesión contra las tropas de Felipe de Anjou.


PAMPLONA

Ciudad antiquísima, que bajo su subsuelo se han encontrado restos de asentamientos de más de 75.000 años de antigüedad. Incluso un menhir que aún no se ha podido datar. Esto da una idea de la antigüedad de esta ciudad.
Unos mil años a.C. la ciudad ya era un importante bastión del pueblo vasco posiblemente conocida como Iruña, que ya acuñaba moneda propia.
Entre el 75 y 74 a.C. los romanos crearon un importante campamento al que llamaron "Pompaelo" del que deriva Pamplona, la "ciudad de Pompeyo".
Durante la época romana fue capital política y religiosa, siendo un importante enlace a través de los Pirineos con el resto del Imperio Romano, y con los territorios del norte de la península ibérica, a la que los romanos llamaron Hispania.
En el 472 de nuestra era, la ciudad es conquistada por los visigodos, aunque éstos no le dieron mucha importancia debido a lo alejado de sus dominios más estratégicos. El rey Wamba restaura sus murallas en el siglo VII.
Los musulmanes llegaron pronto a la zona, en el 714 de nuestra era, pero los nobles pactaron con ellos, rindiéndoles tributo y conservando la ciudad e incluso les repetaron la religión cristiana.
Duraría poco el contacto con los musulmanes. En el 778 las tropas de Carlomagno invaden la ciudad, pero tres años después es reconquistada por los musulmanes. Hacia la mitad del siglo IX la ciudad se va afianzando como núcleo importante cristiano sobre todo con la familia vascona de los Íñigo
En el siglo X, se convierte en la capital del Reino de Pamplona, hasta que en 1164 tomó el título de capital del Reino de Navarra, poniéndose bajo vasallaje de los reyes de Francia y así poder sobrevivir a la presión de los reinos de la corona de Aragón y especialmente al de  la corona de Castilla, a la que en ningún momento se habían sometido a vasallaje.
En 1512, la ciudad es sitiada y conquistada por las tropas castellanas, siendo incorporada a la Corona de Castilla, aunque respetando sus fueros.

PONTEVEDRA

"Pontem Veteram" - puente viejo - es el nombre por el que se le conocía antiguamente, Fueron los romanos los que construyeron el puente que dió origen al nombre de la ciudad.
Se han encontrado restos de la Edad del Bronce, y castros, pero aislados, sin formar realmente un asentamiento. El primer asentamiento lo protagonizaron los romanos, con el nombre de Turoqua.
Tras la dominación romana hay un gran vacío en la historia y no se menciona a la ciudad hasta el reinado de Fernando II de León, a finales del siglo XII.
Pontevedra llegó a ser uno de los puertos más importantes de Europa durante mucho tiempo desde la Edad Media y la ciudad más importante de Galicia. Como anécdota, allí se construyó la nao Santa María, una de las tres carabelas en las que viajó Colón para el descubrimiento América.

SALAMANCA

Se tiene constancia, por los restos encontrados, de un asentamiento desde el primer milenio a.C. Ya en el siglo IV a.C. existió un importante núcleo celtíbero de población con construcciones del estilo celta, es decir, castros.
Es en 220 a.C. cuando la ciudad se le conoce con el nombre de Helmántica, cuando es conquistada por las tropas cartaginesas de Aníbal. Los romanos, tras vencer a los cartagineses, colonizaron toda la península. Salmantica, que así llamaron los romanos a la ciudad, no fue menos, alcanzando una enorme importancia debido a su situación estratégica.
Los alanos invadieron la ciudad aprovechando la decadencia del Imperio Romano, y posteriormente serían los visigodos los que se apropiarían de la ciudad. Durante esta época no se tienen muchos datos salvo que fue sede episcopal.
En el año 712 son los árabes los que conquistan la ciudad. La ciudad quedó prácticamente arrasada y casi deshabitada, convirtiéndose la zona en tierra de nadie, debido a las contínuas incursiones de los árabes.
Con Ramiro II de León comienza la repoblación, tras expulsar a los árabes, después de la batalla de Simancas, en el año 939 de nuestra era. La total repoblación se llevó a cabo en 1085 en tiempos de Alfonso VI rey de León, Castilla y Galicia.
En 1253 se reconoce a las escuelas catedralicias que se habían fundado en 1218 por el rey Alfonso IX de León, como Universidad de Salamanca, primera institución educativa europea en obtener el título de Universidad.


SAN SEBASTIÁN

San Sebastián, Donostia en vasco, fue fundada en el año 1180 de nuestra era por el rey Sancho el Sabio de Navarra, como puerto marítimo.
Hay un documento, en el que se dice que fue fundada en 1014 por el rey Sancho el Mayor de Navarra, pero la mayoría de historiadores o consideran falso.
Poca historia antigua podemos contar sobre la ciudad, ya que fue fundada en una época relativamente reciente.






SANTA CRUZ DE TENERIFE

Fueron los guanches, los que desde hace aproximadamente 2000 años se asentaron, según demuestran los restos encontrados.
El 3 de mayo de 1494, desembarcan en la playa de lo más tarde sería la actual ciudad, Alonso Fernández de Lugo, plantando una cruz, que daría nombre al futuro campamento militar y más tarde, a la ciudad.
Las tropas castellanas fueron derrotadas por los guanches, retirándose y volviendo al año siguiente con más refuerzos, acabando la conquista en 1496,
Con el tiempo, Santa Cruz de Tenerife se convertiría en uno de los puertos más importantes del Atlántico, hasta la actualidad, al mismo tiempo que única capital de las Islas Canarias entre 1883 y 1927.

SANTANDER



El origen de los primeros asentamientos que posteriormente dieran lugar a la ciudad es complejo para los historiadores y para los arqueólogos, ya que hay muy pocos indicios a causa de los escasos restos encontrados.
Es en la época de la dominación romana cuando la ciudad empieza a adquirir relevancia con el nombre de Portus Victoriae. Se sabe que fue saqueada desde antiguo por los pueblos nórdicos,
El nombre de Santander según los expertos, proviene del latín Portus Sanctorum Emeterii et Celedonii, que fue evolucionando en Sant Emeteri, Sancti Emderii, Sanct Endere, San Andero, Sant Ander, Santander.
Aparece citada por vez primera en un documento de la época del rey Sancho II en 1068. El rey Alfonso VIII de Castilla nombró al abad de Sanct Emeterio dueño y señor del pueblo y así empezó a florecer una importante industria de elaboración de escabeches y vinos.

SEGOVIA

El primer asentamiento del cual se tiene noticia es de los neandertales, hace al menos unos 60.000 años. Posteriormente pueblos celtíberos ocuparon la zona, los restos de castros así lo confirman,
De la época de la dominación romana, quedan restos impresionantes como el famoso y espectacular Acueducto, una maravillosa obra de ingeniería del siglo I de nuestra era.Impresionante.
Durante la época visigoda fue sede episcopal, Hay pocos datos de esta época.
La posterior invasión de los árabes arrasó la zona convirtiéndose Segovia en una ciudad despoblada aunque no abandonada. Es en la época del reinado de Alfonso VI que en 1085 conquista Toledo, empieza  la repoblación de las ciudades de esta zona despoblada y entre ellas, Segovia, con cristianos de Asturias, León, Aragón, Francia, etc...


SEVILLA

La historia de Sevilla se remonta al menos a la época de los navegantes fenicios que llegaron a la zona hace al menos 3000 años. Formaba parte de la civilización de Tartessos, importante cultura legendaria y milenaria, de la que la población de Sevilla formaba parte.
La ciudad tuvo a lo largo de los siglos, intercambios culturales además de los ya mencionados fenicios, con los griegos, y especialmente con los cartagineses, a partir del siglo VI a.C. a los que sucumbió militarmente terminando así por finalizado el Imperio de Tartessos.
En el 206 a.C. las tropas romanas entran en Spai o Ispal, que era como la llamaban los nativos, cambiándole el nombre por el de Itálica, cerca de la actual ciudad. Posteriormente Julio César fundaría Hispalis (Ispal), en el sitio en donde está ubicada la ciudad actual.
En la época de la dominación romana, se convirtió en uno de los puertos más importantes del Mediterráneo occidental. El emperador Trajano nació en Hispalis.
En el siglo V de nuestra era es invadida primero por los vándalos de Gunderico en el 426, después por los suevos en el 441, y posteriormente los visigodos, que volvieron a denominarla Ispali.
Los árabes entran en la península en el 711, y se apoderaron de la ciudad tras un largo asedio, llamándola Isbiliya
El 23 de noviembre de 1248, La ciudad es reconquistada por las tropas cristianas de Fernando III de Castilla y León, posteriormente conocido como el Santo.

SORIA



En el actual emplazamiento de la ciudad se han encontrado restos de un emplazamiento celtíbero. La población estaba situada a unos 7 km de la antigua Numancia por lo que se supone que este asentamiento estaba supeditado a Numancia.
Hay un grupo de expertos que se decantan más porque el origen de la ciudad viene de laa época de los suevos, pueblo nórdico que junto a los alanos, vándalos y visigodos, invadieron la península acabando así con la larga dominación romana.
Los árabes invadieron la zona, pero de esa primera época apenas hay mención. En 1079 los árabes ofrecen la ciudad a Alfonso VI rey de Castilla y León. Entre 1109 y 1114, Soria es definitivamente conquistada y repoblada durante el reinado de Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Pamplona.


TARRAGONA

La ciudad de Tarragona tiene una antigüedad que se remonta a la época anterior a la dominación romana. Ya en el siglo V a.C. la zona era habitada por los iberos, que mantenían relaciones comerciales con los fenicios y con los griegos. Es probable que la población fuese la antigua Cissis, No se sabe si el nombre era el de la población íbera de Kesse.
Se sabe que fue visitida por los cartagineses, en donde establecieron un campamento miitar, y que posteriormente, los romanos, tras derrotar a los cartagineses, ocuparon la población en el 217 a.C. y la llamaron Tarraco. En época del emperador Augusto llegó a ser capital de la provincia de la Hispania Citerior, conocida más tarde por Hispania Tarraconensis.
En el 476 de nuestra era, tras la caída del imperio romanao, es ocupada por los visigodos. No vestigios de destrucción, por lo que se supone que la ciudad fue ocupada pacíficamente.
Más tarde, aproximadamente entre el 714 y el 716, la ciudad fue destruída por las tropas árabes, La ciudad entra en una etapa oscura, ya que estaba prácticamente despoblada.
Es en el 960 cuando Borrell II se proclamó Principe de Tarragona, pero sin consolidar el dominio. En 1129 la ciudad Robert Bordet se instala en la ciudad, como Príncipe de Tarragona nombrado por San Olegario, arzobispo de Tarragona.


TERUEL

Asentamientos íberos en la zona dan idea de la antigüedad de la ciudad que llamaban Turboleta.
Posteriormente la zona fue ocupada por los romanos. No se tiene conocimiento de ocupación árabe, solo de una construcción defensiva, Alfonso II de Aragón en 1171 funda la ciudad actual de Teruel, repoblando la zona y dándole importancia al sur del reino de Aragón.






TOLEDO

Durante la Edad del Bronce y posteriormente durante la Edad de Hierro, la ciudad ya era un importante bastión fortificado por los nativos carpetanos. Antes de la llegada de los romanos ya era una población importante, incluso con rey. Los romanos llegaron allí en su lucha contra los cartagineses. En el 192 a.C. conquistan la ciudad
En el siglo V, en el año 411 la ciudad es conquistada por los alanos, derrotados en el 418 por los visigodos. Con la invasión de los visigodos, Toledo se convertiría en la capital del reino. Es importante el III Concilio de Toledo en el 589, en el que los visigodos renuncian al arrianismo y abrazan el cristianismo durante el reinado del Recaredo.
Con la posterior invasión árabe, la ciudad pasa a depender del califato de Córdoba, En 1085 la ciudad es reconquistada por los cristianos del rey Alfonso VI convirtiéndose en capital del reino cristiano.

VALENCIA

Se han encontrado restos de cultura de la época de los íberos, cartagineses y de asentamiento íbero de una antigüedad preromana comprendida entre los siglos IV y III a.C.
La ciudad fue fundada por los romanos en el año 138 a.C. con el nombre de Valentia Edetanorum, entregada a unos 2000 colonos romanos.
En el siglo V de nuestra era, el imperio romano se desmorona, y son los pueblos nórdicos los que ocupan la Hispania romana. En el año 544 la ciudad de Valentia parece que resurge gracias a que las tropas visigodas la refuerzan para defenderse del Imperio Bizantino. Una vez expulsados los bizantinos en el 625, la ciudad de Valentia entra en un período algo oscuro, del que no hay apenas noticias.
En el año 711 los musulmanes árabes invaden la península, pero Valentia pacta con ellos una capitulación, pasando a ser musulmana pagando tributo, pero sin violencia.
En el año 1238 la ciudad es reconquistada por el rey Jaime I de Aragón, rey de Aragón y Conde de Barcelona,  proclamando el Reino de Valencia pero perteneciente a la Corona de Atagón.
Entre 1363 y 1364 los castellanos intentan conquistar la ciudad, pero son repelidos por los valencianos, y como premio, el rey de Aragón Pedro el Ceremonioso le otorga a la ciudad el título de "dos veces leal", que son las dos eles que aparecen en el escudo de la ciudad.
Valencia llegó a ser la ciudad más poblada de la Corona de Aragón con 75000 habitantes a final del siglo XV.
El fin del Reino de Valencia tiene lugar durante la Guerra de Sucesión, cuando las tropas de Felipe V, como castigo ya que los valencianos eran partidarios de Carlos de Austria, las tropas borbónicas los derrotaron en la batalla de Almansa en 1707,
 Las tropas castellanas invadieron y saquearon todas las poblaciones y ciudades importantes  del Reino de Valencia, aboliendo además sus fueros.
La ciudad de Valencia se entregó sin resistencia. A partir de entonces, los valencianos quedaron anexionados a los territorios castellanos como una provincia más, perdiendo con el tiempo su identidad, al igual que los aragoneses.


VALLADOLID

Desde el Paleolítico, pasando por la Edad de los Metales, se han encontrado restos indicando que la zona estuvo habitada desde la más remota antigüedad. En períodos más recientes, estuvo habitada por los pueblos celtas.
Posteriormente, la zona fue ocupada por los romanos.
Existen muchísimos vestigios de esta época. La época visigoda no deja historia, así como tampoco durante la dominación árabe.
Valladolid  no estuvo poblada con cierta estabilidad hasta el siglo XI, durante el reinado de Alfonso VI rey de Galicia, León y Castilla.


VITORIA-Gasteiz

Victoriacum fue fundada por el rey visigodo Leovigildo en el 581 de nuestra era.  Esa es la leyenda, aunque no está del todo comprobado, ya que recientes trabajos arqueológicos han descubiertos restos de los francos y no de los visigodos.
Lo que si es cierto es que la ciudad actual fue fundada por el rey Sancho VI de Navarra en 1181 en el sitio en donde se ubicaba Gasteiz. para frenar el avance de las tropas castellanas, aunque actualmente se ha comprobado que parte de las murallas de Gasteiz tienen al menos cien años más de antigüedad que la fundación de la ciudad por el rey de Navarra, no así el resto,casi la totalidad de la muralla,  que si que corresponde a la época mencionada.
En el año 1200, tras un largo asedio, la ciudad cae en poder de Castilla, durante el reinado del rey Alfonso VIII.


ZAMORA

Ocalam es como la llamaban el pueblo celta de los vacceos en la Edad del Hierro., aunque se tiene conocimiento que en la zona en donde se ubica actualmente la ciudad ya existían castros de época anterior, al menos de la Edad del Bronce.
Durante la época romana parece que la ciudad era conocida con el nombre de Ocelo Duri, aunque hay cierta controversia, pero todo apunta a ello.
Durante el período de dominación de los pueblos nórdicos, la ciudad perteneció al Reino Suevo, y era conocida como Senimure, según referencia documental del año 569 de nuestra era.
Los árabes le llamaron, primero Azemur y luego Semurah.
En el siglo X la ciudad se convierte en un enclave estratégico para los cristianos en su reconquista  de los territorios conquistados por los moros. La ciudad fue nuevamente conquistada por los moros y destruída, para ser nuevamente conquistada  por los cristianos del rey Alfonso II de Asturias, el Casto. Los árabes de la época, en sus crónicas, hablaban de Zamora como la capital del reino de Galicia,

ZARAGOZA

Existen restos de asentamientos de población del siglo VII a.C. al final de la Edad del Bronce. Salduie es como la llamaban los antiguos pobladores íberos de la ciudad en el siglo III a.C.
Los romanos situaron allí una colonia, alrededor del 14 a.C. a la que llamaron Caesar Augusta.
En el 452 de nuestra era, la ciudad fue conquistada por los suevos , y poco más tarde fueron los visigodos quienes la conquistaron en el 466.
Los musulmanes la conquistaron en el año 714, y permaneció en poder de los árabes hasta el año 1118, en el que la ciudad fue recuperada para la cristiandad por el rey Alfonso I el Batallador, convirtiéndose pronto en la capital del Reino de Aragón.
En 1591, tras la ejecución de la mayor autoridad del reino, Juan de Lanuza, por las tropas castellanas, empezaría la castellización del reino, acabando finalmente años más tarde su hegemonía tras la Guerra de Sucesión de la corona española, por las tropas borbónicas de FelipeV que representaba la hegemonía francesa, ya que Aragón se había puesto en defensa del Archiduque Carlos de Habsburgo.
Abolidos sus fueros, Aragón pasó a ser una región más de la corona española, siendo castellanizada y perdiendo Zaragoza su antigua identidad como capital del gran Reino de la Corona de Aragón.

OTRAS CIUDADES IMPORTANTES ESPAÑOLAS:

CARTAGENA

Restos de homo habilis se han encontrado en la zona con antigüedad de 1.200.000 años, lo que indica que la zona ha sido poblada desde la más remota antigüedad. También se han hallado rstos de neandertales.
La zona fue poblándose hasta crear asentamientos del pueblo íbero, y posteriormente, visitada por los fenicios.
Ciudad antiquísima, de la que se tiene noticia pero con el nombre de Contesta, en 1412 a.C. Otros autores latinos atribuyen su fundación a Teucro en 1184 a.C.
Los tartesos la llamaban Mastia y así se le menciona en el siglo VI a.C.
La primera referencia fiable de la existencia de la ciudad es que fue fundada en el 227 a.C. por el general cartaginés Asdrúbal, el cual mandó amurallarla y así se llegó a convertir en la principal base de operaciones de los ejércitos de Cartago en la península, con el nombre de Cart Hadasht.
Los romanos conquistaron la ciudad en el 2019 a.C. y la llamaron Cartago Nova, llegando ha ser una de las ciudades más importantes de la Hispania romana.
Tras la caída del imperio romano, la ciudad fue saqueada por los vándalos, en la que también fijaron como centro de sus operaciones en el Mediterráneo.
Más tarde, en el 550 d.C. la ciudad fue conquistada por los bizantinos del emperador Justiniano y la llamaron Cartago Spartaria, pero los godos, en el 622 la conquistaron, pero la ciudad quedó totalmente arrasada y en ruinas.
Durante la posterior invasión árabe la ciudad perdió su explendor.
En 1245 es reconquistada por los cristianos al mando del príncipe Alfonso (futuro rey Alfonso X el Sabio), hijo del rey Fernando III el Santo.
La ciudad volvería a recuperar su importancia como puerto marítimo.



GIJÓN (en asturiano XIXON)
La presencia del hombre en la zona viene desde muy antiguo, ya que se han encontrado muchos dólmenes de hace unos 5000 años a.C.
Posteriormente la zona estuvo habitada por pueblos de origen celta, puesto que así lo indican los restos de sus castros de los siglos VI y V a.C.
Los romanos llegaron a poblar la zona, por los restos hallados, pero no hay excesiva historia escrita, por lo que hay una etapa bastante oscura, aunque los visigodos en el siglo VII d.C. parece que sometiron el territorio bajo su dominio, hasta la llegada de los árabes, los cuales hicieron de la ciudad su centro de operaciones en las tierras del norte de Hispania.
Los moros no estuvieron mucho tiempo. Llegaron en el 713 y fueron expulsados entre 718 y 722 , después de la derrota en la batalla de Covadonga, por Don Pelayo, convirtiéndose en el primer rey de Asturias.
Su apogeo como ciudad lo alcanzaría a partir del siglo XV, llegando a ser importante centro portuario en el siglo XVII se habilitó para comercio con las colonias americanas.

JACA
La ciudad de Jaca es antiquísima, citada por el historiador griego Estrabón en el siglo I como la ciudad de los iacetanos, con el nombre de Iaca. Acuñó moneda propia con caracteres íberos.
Recientes descubrimientos arqueológicos han descubierto restos del siglo II a.C. En el 194 a.C. la ciudad es conquistada por los romanos, que la convirtieron en una ciudad importante por estar situada en un punto estratégico de camino entre los Pirineos y la península, aunque posteriormente caería en decadencia.
De la época visigoda no se tiene apenas noticia.
Los árabes conquistan rápidamente la península, pero un grupo de pueblos situados en los Pirineos resiste la invasión, apoyados por Carlomagno, el cual funda la Marca Hispánica, siendo Jaca una de las fortalezas que formarían parte del Condado de Aragón con Galindo II Arnáez, Conde de Aragón, que repobló la ciudad de Jaca en el año 920.
Debido a su situación estratégica para los peregrinos del camino de Santiago, cada vez fue creciendo más en importancia, tanto es así que el rey Ramiro I de Aragón estableció allí su residencia. llegando a ser la capital más importante del Reino de Aragón.

MÉRIDA
Restos del Paleolítico indican que hubo asentamientos humanos desde muy antiguo. La ciudad fue fundada por los romanos con el nombre de Colonia Iulia Augusta Emerita, llegando a ser la capital de la provincia Lusitania. Sus espectaculares restos de edificaciones de esa época hablan por si solos.
En el 412 de nuestra era, la ciudad es conquistada por los alanos al mando de Atax, estableciendo allí su corte. Más tarde los suevos, en el siglo V también la hicieron capital de su reino, hasta la llegada de los visigodos que al mando de Agila I, la hicieron su capital en el siglo VI.
En el año 713, la ciudad cae en manos de los musulmanes, tras 14 meses de asedio. Abderramán II destruyó las murallas romano-visigodas de la ciudad. Menos mal que respetó el teatro romano, o al menos, parte de él..
En 1230 el rey Alfonso IX de León reconquista la ciudad para la cristiandad.


NUMANCIA
Una de la ciudades históricas de la península con una antigüedad que data al menos del III milenio a.C. como asentamiento de celtíberos. En el siglo VII a.C. el asentamiento ya se podía considerar un castro, muy bien fortificado. Hacia el 350 a.C. alcanza un mayor esplendor económico, con lo que ya se le puede considerar ciudad.
Con la llegada de los romanos, Numancia opuso una fuerte resistencia a ser sometida, en la época del lusitano Viriato, que duró unos 18 años. para ser finalmente arrasada, por un ejército de 60.000 soldados romanos contra apenas 2500 numantinos, tras 15 meses de asedio total, tras los que sus habitantes prefirieron suicidarse antes de entregarse, y previamente incendiaron la ciudad para que los romanos no pudieran aprovechar nada. Los pocos supervivientes fueron vendidos como esclavos.


VIGO
Al igual que muchas ciudades de la península, La zona estuvo habitada desde la Edad de Piedra, puesto que así lo dicen sus numerosos dólmenes que hay repartidos junto a los túmulos fechados entre 3000 y 2000 años a.C.
Más tarde, la cultura celta da muestras de su pasado por los numerosos castros que poblaban la zona durante los siglos VIII hasta finales del I a.C. lo que indica que durante ese período, la zona fue posiblemente la más habitada de los que hoy conocemos com Galicia.
Vicus, en la época de la dominación romana fue un importante puerto comercial desde el siglo II a.C.
Durante la Edad Media la ciudad fue presa de las incursiones de los vikingos, lo que hizo que parte de la población se desplazara hacia el interior.
En 1585 el pirata inglés Francis Drake intentó tomar la ciudad , fracasando, pero cuatro años más tarde volvería a intentarlo y esta vez si que tuvo éxito, arrasando y quemándolo todo. Los ingleses lo tiene como un héroe. ¡Que vergüenza!
En 1656 se construyen las murallas debido a los contínuos ataques de los piratas. ¡Un poco tarde!...¿no?


https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Cronolog%C3%ADa_de_los_reinos_en_la_pen%C3%ADnsula_ib%C3%A9rica
https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Reyes_de_Espa%C3%B1a

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada