sábado, 30 de junio de 2012

HISTORIA DE LA MONEDA





Se supone que desde la más remota antigüedad, el ser humano ha comprado y ha vendido objetos, alimentos, pieles, etc.

También suponemos que los antiguos crearon objetos curiosos como moneda de cambio.

Muchos opinan que al principio solo existía el llamado trueque, que no es más que el intercambio. Alimento por pieles, objetos por alimentos, etc.

Este sistema de intercambio se ha utilizado siempre, incluso en nuestros días. ¿Pero quien puede negar que también se intercambiaban cosas de primera necesidad por collares, huesos tallados con formas diferentes, aretes de adorno, figurillas de piedra o de hueso con formas de mujer, animales, falos, etc.?



Éstas posiblemente fueron las primeras monedas de los humanos.

Desgraciadamente es muy difícil establecer cuando se empezaron a fabricar piezas de materiales considerados como los destinados a sustituir al llamado "trueque".

Y digo ésto porque es fácil de entender que si un pueblo conquistó a otro, el oro, plata y demás metales con los que se fabricaron las monedas, se fundieron y sirvieron para hacer las nuevas monedas del pueblo conquistador. ¿O no?

No creo que las toneladas de oro y plata de las monedas del país vencido quedaran guardadas con su grabado original o conservadas como moneda para disfrute de los coleccionistas
Ésta es la explicación sencilla del porqué no se han encontrado monedas excesivamente antiguas a pesar de la existencias de culturas milenarias como por ejemplo las desarrolladas en China, India, Mesopotamia y Egipto, por poner unos ejemplos.

Las primeras monedas encontradas no tenían todas la forma redonda. Las había de distintas formas, desde  formas de cuchillos o espadas en miniatura, hachas, hasta adornos como aretes, lingotes...etc
Más tarde se empezaron a acuñar monedas redondas, que eran más fáciles de llevar y más prácticas de manejar.

Las monedas más antiguas conocidas son las encontradas en China, con una antigüedad de hace unos 5000 años A.C.
Moneda china redonda, 118 A.C.
450 A.C. Moneda china con forma de  cuchilla














Le siguen las encontradas en las ruinas de la ciudad de Mohenjo Daro, en el actual Pakistán, con una antigüedad de 2900 años antes de Cristo.

Senaquerib, Rey de Asiria acuño monedas, 700 años A.C.
En Lidia, una antigua ciudad de Asia Menor (en la actual Turquía) se acuñaron monedas con una antigüedad de 680 a 560 A.C. son las monedas más antiguas con diseño moderno que se conocen.



Estamos hablando de las monedas que se lograron salvar de la codicia de los pueblos conquistadores, y que milagrosamente se conservaron por casualidad. ¡Cuantas habrán sido fundidas y reconvertidas en nuevas, con grabados diferentes!.

Más tarde, en el mundo occidental, los griegos y después los romanos, herederos de la cultura y del imperio griego, perfeccionaron la fabricación de las monedas. Y así hasta nuestros días.

Moneda griega


Los materiales más comunes de las primeras monedas eran el cobre, la plata y el oro, así como sus respectivas mezclas o aleaciones.
Los grabados acostumbraban a ser muy elaborados para evitar falsificaciones, pero aún así y todo, los más avispados lo que hacían era limar los bordes y guardarse el fino polvo. De esta manera acumulaban oro y plata, y además la moneda la podían seguir utilizando.
Hasta que se inventaron las monedas ranuradas en todo el contorno. Era una forma de detectar que la moneda había sido limada para extraerle una parte de su peso. El valor del dinero era por el peso de la moneda.

Culturas tan importantes como la del antiguo Egipto no nos han dejado grandes muestras de sus monedas y lo mismo pasa con otras grandes civilizaciones de la antigüedad. Es muy posible que en los lingotes de oro de las arcas del tesoro de muchos países actuales, se encuentre oro fundido de muchas monedas que pertenecieron a civilizaciones que fueron conquistadas por otros pueblos.

El papel como moneda de cambia se empezó a utilizar por primera vez en China, en el siglo IX.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada